18 agosto 2018

Opeth - My Arms, Your Hearse - 1998 (Reseña / Review)




Banda: Opeth
País: Suecia
Álbum: My Arms, Your Hearse
Género: Progressive Death Metal, Technical Death Metal
Tipo: Full-lenght
Lanzamiento: 18 de Agosto, 1998.
Sello: Candlelight Records
Formato: CD



Tan solo hablar de Opeth es sinónimo de Progresivo, y lo han demostrado desde Orchid hasta Sorceress (su último disco hasta la fecha). Sin embargo, hoy vamos a hablar de "My Arms, Your Hearse" que está de aniversario.

Este disco marcaba una nueva era para Opeth, Johan DeFarfella fue despedido y a su vez Andres Nordin abandono la banda, con esto Martín López y Martín Méndez (quien ahora es el miembro más longevo junto a Mikael Åkerfeldt) se unirían a la banda, López entra gracias a un anuncio de periódico de Åkerfeldt, Peter Lindgren no estuvo de acuerdo con Åkerfeldt y Martin López en la adición de Martín Méndez (el entra a la banda a sugerencia de López tiempo después), y se temía que la banda pasara por conflictos y en una posible salida de Lindgren

Por motivo de la tardía llegada de Méndez a la banda el no estuvo en las sesiones de grabación por el poco tiempo que tenía para grabar My Arms, Your Hearse, obligando a Åkerfeldt a tomar riendas de las cuatro cuerdas, pero Méndez tampoco pierde mérito, pues aparece en créditos finales y fotos oficiales del disco.

Primero tenemos una portada un poco tétrica, apreciamos un par de árboles, y una persona en el fondo, es un álbum tanto liricalmente como musicalmente conceptual que nos muestra un amor gótico y la muerte, expresandonos la historia de un hombre que muere pero se rehúsa a desprenderse de su amada (además de amigos y familiares) la cual sigue su vida sin él. Básicamente es la historia de un fantasma, las letras también nos hablan de el paso de las estaciones del año en nuestro llamado ciclo de la vida en lo que sería un circulo repetitivo. Tomando en cuenta que la portada es muy simétrica en lo que en el lado izquierdo te muestra a Enero mientras en el derecho a Diciembre, trasladando esto a canciones tenemos Prologue y Epilogue, formando una unión entre canciones lo que hace de este álbum un auténtico viaje por el tiempo y con la intención de que las pistas se unan conceptualmente en símbolo de la vida y la muerte. 

My Arms, You Hearse tendría a un ambicioso Mikael Åkerfeldt que deseaba su primer álbum conceptual, lo que claramente logró, y así finalizando su etapa con Candlelight Records. Contra todo pronóstico causado por las salidas de Nordin y DeFarfella, Opeth logró un disco más obscuro y dominante que sus predecesores, pues Åkerfeldt decidió primero escribir letras, las cuales son necesarias leer para entender el concepto del álbum una vez entiendo esto la misma instrumentación nos pone en el ambiente. 

My Arms, Your Hearse es un claro ejemplo de que en el Metal también se pueden contar historia... Y vaya que es una buena historia. Como ya se mencionó es un disco sobre un fantasma que permanece en la tierra pero se niega a olvidar a su amada, el ente tiene un resentimiento en el cual en él intentó de recuperar a la, ahora viuda, provoca un rechazo de ella.

Opeth es bien conocido por sus largas composiciones, sin embargo en My Arms, Your Hearse ninguna canción pasa de los 10 minutos, algo raro en Opeth, pues ellos desde Orchid nos entregaron piezas largas, incluso en Morningrise podemos apreciar su pista más larga, "When", sin embargo, queda rozando los 10 minutos. Fuera de eso Opeth no nos niega sus riffs densos propios del Death y los interludios acústicos característicos de la banda.

My Arms, Your Hearse nos muestra a un Åkerfeldt que definitivamente pasa a ser líder de la banda, un Åkerfeldt más oscuro, con guturales más desgarradores y con tonos más pesados.

Este récord es un curioso pero agradable pasaje por lo más oscuro y a su vez menos conocido de Opeth. Tenemos piezas potentes como "April Ethereal", "When", "The Amen Corner" y "Karma", la clásica "Demon Of The Fall" una de las preferidas entre los fanáticos de Opeth y habitual en los shows de la banda, los instrumentales "Prologue", "Madrigal" y el épico "Epilogue" e incluso una hermosa "Credence". El disco posteriormente sería re-editado agregando los covers "Cyrcle Of The Tyrant" y "Remember Tomorrow" originales de Celtic Frost y Iron Maiden respectivamente. 

Claro está que en la reedición se pierde la conceptualidad del álbum, y para los que escuchen por primera vez My Arms, Your Hearse, les recomiendo ampliamente la version original de nueve pistas para que sea disfrutado como debe ser y sentir el ambientalismo del disco.

La tercera observación de Opeth fue absorbida por los dispositivos electrónicos en Fredman Studios y capturada en cinta por Fredrik Nordstrom, Anders Fridén y Opeth durante agosto / septiembre de 1997.

Fue grabado durante 4 semanas a fines del verano de 1997, esta vez visitaron Fredman Studios por primera vez. Fredrik Nordstrom diseñó y coprodujo este disco, además de tocar el órgano de Hammond en la última pista. Además Opeth dedicó este volumen al Sr. Lee Barrett.

¡Feliz aniversario 20° a My Arms, Your Hearse! Es por eso el motivo de ésta reseña, no cabe duda de que es uno de los discos mejor logrados por Opeth y claro, pueden encontrarlo en el blog. 

Como dato curioso cabe agregar que los títulos de las canciones provenien de las últimas letras de la canción anterior uniendo la continuidad conceptual del disco.






By: Jaffet Sánchez






No hay comentarios:

Publicar un comentario